Escaladas al Norte de Huesca

Las sierras próximas al norte de la ciudad de Huesca cuentan con numerosas y variadas paredes, muy interesantes para los escaladores. Sin embargo, no son tan frecuentadas y conocidas como los mallos de Riglos o Vadiello, o Rodellar y Alquézar en la sierra de Guara.

Todos los sectores reseñados se encuentran cerca de Huesca. En escalada deportiva: Frontón de Gratal, Las Calmas, Bentué de Rasal y pico del Águila. En escalada clásica: la Pared de Bonés. Otros sectores menos frecuentados, pero de cierto interés, son: Loarre, Aniés, Mirador de Arguis o Belsué. También existen zonas muy poco frecuentadas donde la escalada clásica es sinónimo de aventura: peña del Fraile y peña Amán, en el Salto de Roldán.